Avisar de contenido inadecuado

Sr. Padre de Familia: Su hijo no sabe leer (Segunda parte)

{
}

 Al día siguiente, muy temprano,  don Camilo y Andrés se dirigieron al colegio. Era viernes y había formación general; Andrés se despidió de su padre y se dirigió al enorme patio donde se encontraban algunos de sus compañeros.

 Don Camilo se dirigió a la sala de profesores, con el cuaderno de control en la mano, y en el camino se encontró con la profesora de Comunicación. La saludó seriamente y le dijo que venía por la nota que le había escrito. Don Camilo era un tipo alegre, carismático, hiperactivo y educado, sin embargo, aquella mañana, su rostro decía todo lo contrario. Parecía una fiera que estaba dispuesta a todo con tal de proteger a su cachorro. Respiró lentamente, pues, él mismo no se reconocía; volvió a respirar y trató de controlarse porque no había ido a un campo de batalla, sino a conversar sobre la nota que, en verdad, sí le angustiaba.

 - Profesora, ayer el leído esta nota en el cuaderno de control de mi hijo y quisiera que me explique qué es lo que quiere decir.-habló seriamente don Camilo.

 La profesora, acostumbrada a ver las reacciones y gestos en los rostros de sus alumnos, se dio cuenta de que esta conversación no iba a ser una de las tantas que tenía con otros padres; también respiró lentamente y habló:

 - Efectivamente, señor Benítez, he podido observar que su hijo aún no sabe leer correctamente y usted debe saber que es importante que los niños dominen la lectura desde los primeros grados. Por eso le escribí y espero contar con el apoyo de usted para que Andrés aprenda a leer correctamente.

 Don Camilo la miraba  atentamente, sin embargo, cuando escuchó la  última parte sintió como si una descarga eléctrica  le sacudía de pies a cabeza. Era un golpe bajo a tantas cosas que había hecho a fin de que su hijo adquiera el gusto por la lectura. No tuvo tiempo para respirar y contestó:

 - ¡Usted quiere decir que mi hijo no comprende lo que lee!

 - No, no -dijo la profesora- Andrés es el mejor alumno en compresión de textos, es el más rápido y es el que más participa cuando hacemos las lecturas; por él que toda la clase sea para leer.

 Don Camilo sintió que el Espíritu Santo descendía sobre su cuerpo, sentía que volvía la vida a ser bella. Sabía que a Andrés le gustaba la lectura, aunque lo había dudado un poco y,  ahora,  al escuchar las palabras de la profesora se sintió orgulloso y vio que sus esfuerzos por incentivar la lectura en su hijo no habían sido en vano. Ya más tranquilo, don Camilo se dio cuenta de lo que la profesora le había tratado de decir y su diablito interior le hizo sonreír.

 - El problema que tiene Andrés -continuó la profesora- es que cuando le doy un texto para que  lea en voz alta, no lo lee respetando los signos de puntuación, no hace pausas entre  las oraciones y, además, a veces omite, agrega o cambia las sílabas de las palabras que va leyendo.

 Don Camilo se había dado cuenta de que para la profesora el acto de leer significaba un proceso de articulación y entonación adecuadas, mientras que para él, leer significaba comprender el texto.

Gracias por leer

Manuel Urbina

{
}
{
}

Comentarios Sr. Padre de Familia: Su hijo no sabe leer (Segunda parte)

Que interesante esta historia que nos enseña a tener muy claro las diferencias entre la lectura oral y la lectura silenciosa. Lo felicito y espero la terceraparte.
Abrazos
Anibal
Anibal Inga 26/11/2008 a las 23:54
Hola Manuel, está muy interesante la historia que nos cuentas acerca de los diferentes tipos de lectura; pero me gustaría saber ¿en qué termina?
Espero con mucha ansiedad el final.
Un abrazo y felicitaciones por tu blog que es un gran aporte para todas las personas que estén interesadas en los temas relacionados con la lectura.
Patty Patty 16/12/2008 a las 03:23

Deja tu comentario Sr. Padre de Familia: Su hijo no sabe leer (Segunda parte)

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.