Avisar de contenido inadecuado

Lectura & mapas conceptuales

{
}

Hay diferentes razones que nos llevan a leer un determinado texto: placer, ocio, curiosidad, obligación, compromiso, investigación, etc.  Hay lecturas que son fáciles de comprender y evocar, incluso se pueden realizar en un cómodo sillón, en la cama o mientras viajamos, pero también están las otras: aquellas en donde para comprender una sola línea hay que hacer un esfuerzo mayor para no desconcentrarnos, recurrir a información complementaria científica, hacer regresiones, analizar, sintetizar, etc.

Entonces leer no es nada fácil, requiere de mucha concentración, atención, memoria, percepción amplia  (capacidades que son potenciadas por la velocidad lectora), de estrategias metacognitivas definidas y,  sin lugar a dudas, a la capacidad  para elaborar organizadores gráficos. Los mapas conceptuales –desde mi punto de vista- se constituyen en una de las  figuras más representativas de todos  los denominados organizadores gráficos, pues su elaboración implica un compromiso total con la comprensión.

Los mapas conceptuales ayudan a comprender el texto integralmente, pues el simple hecho de empezar a esbozar uno, hace que nuestras facultades mentales superiores sean exigidas al máximo con lo cual los procesos cognitivos que implica comprender van en aumento. No existe tema alguno que no se pueda graficar en un mapa conceptual, lo malo es que a veces los que exigen la realización de ellos,  dan reglas y normas para su ejecución y, entonces, el alumno cree que el mapa conceptual tiene una sola forma de elaboración, es decir,  si diez alumnos realizan un mapa conceptual  sobre el mismo tema, estos diez mapas deberán ser iguales o idénticos, lo cual es totalmente falso y antipedagógico.

Lo primero que deberíamos hacer es darle confianza plena al alumno sobre el producto que  está realizando, pues nadie (NADIE) aprende a hacer mapas conceptuales de la  noche a la mañana, es un proceso en el que poco a poco se va desarrollando la capacidad de análisis y síntesis, además el mapa debe tener su propio sello que distinga a su realizador. No olvidemos que los mapas no se hacen para el gusto del profesor, o sea, no se realizan para que los docentes  se lo lleven a casa y lo archiven, sino es una herramienta del propio alumno que le va a permitir mejorar la comprensión del texto.

Hay muchas formas de ejecutar un mapa conceptual: pequeños, grandes, multicolores, monocromáticos, con nexos o sin ellos, rectangulares, ovalados, etc. El alumno irá perfeccionando sus propios mapas en la medida en que disponga de mayor libertad y confianza para que al final pueda encontrar su propio estilo y pueda contar con este valioso recurso de comprensión.

Gracias por leer

 

{
}
{
}

Comentarios Lectura & mapas conceptuales

Por favor no llenen este espacio con publicidad de dudosa procedencia como los an teriores, vale.

augusto linares augusto linares 28/04/2010 a las 21:28

Por favor no llenen este espacio con publicidad de dudosa procedencia como los an teriores, vale.

augusto linares augusto linares 28/04/2010 a las 21:29

Deja tu comentario Lectura & mapas conceptuales

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.