Avisar de contenido inadecuado

Lectura y atención dividida: ¿Es lo mejor?

{
}

Cuando leemos en silencio o mentalmente se activan millones de neuronas que se encuentran en el lóbulo occipital (la parte posterior del cerebro) y nuestra atención se dirige exclusivamente a la zona del texto que leemos y en la medida que esta atención aumente en intensidad estaremos frente a una buena concentración (atención + intensidad) la cual nos va a permitir una mejor comprensión, al menos por el momento. Pero,  ¿qué pasa si al mismo tiempo escuchamos  algún tipo de música? (desde la más estridente a la más suave). Ocurre que millones de neuronas que se encuentran en el lóbulo temporal se activan al recibir este estímulo sonoro haciendo que nuestra atención se divida, o sea, se pierde concentración en la lectura y por ende disminuye el nivel de comprensión y aunque el lector sienta que ha comprendido las ideas del texto, el nivel de retención y almacenamiento en la memoria de largo plazo es superficial con tendencia al olvido.

Por eso, no conviene que nuestra atención lectora se divida ya que nos resta concentración y afecta a otros procesos cognitivos que deberían estar alerta durante la lectura. Conviene, entonces, dejar de lado los distractores que activan otras zonas del cerebro e interfieren o distraen nuestra atención lectora.  Comer mientras se lee implica la activación de millones de células gustativas que se encuentran en el lóbulo parietal  y al igual que la música nos resta atención y concentración. Leer en el mismo lugar de siempre activa las neuronas lectoras, lógicamente alejados de ruidos, estridencias, música, antojitos, caramelos, etc. Ahora si vas a leer un texto fácil como son los periodísticos o cuentos, pues bien lo podrías hacer en plena fiesta, pero cuando se trata de textos de estudio, necesitamos intensificar nuestra atención y concentración.

Es verdad que hay otros factores que van a incidir en una buena comprensión y estos van desde aspectos biológicos, psicológicos y ambientales. Un lector mal alimentado, uno cansado por un día de arduo trabajo, otro sin motivación, uno con problemas de atención; además, de un ambiente con poca iluminación, ruidos y mucho tránsito, son ejemplos de situaciones y condiciones que afectan una buena comprensión. Por ahora, hagamos la prueba de leer centrando toda nuestra atención en el texto y haciendo un esfuerzo por dejar de lado distractores como la música, el móvil, la televisión, los antojitos, etc.,  y veamos los resultados.

 PD. Una buena técnica para mejorar la atención lectora  es usar un palito chino o lapicero por debajo del renglón que se está leyendo, así focalizamos el área de lectura de manera mecánica permitiendo que nuestra vista se dedique a la toma de imágenes verbales que el cerebro se encarga de procesar. Usar el palito también hace que nuestra velocidad se mantenga constante y con una tendencia de lectura más rápida y comprensiva.

 

Gracias por leer

 

Manuel

{
}
{
}

Deja tu comentario Lectura y atención dividida: ¿Es lo mejor?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.