Avisar de contenido inadecuado

Fluidez lectora: el mejor indicador de la comprensión de textos

{
}

 La Fluidez  Lectora  es el mejor indicador para poder saber el nivel de comprensión de los alumnos. Si la lectura es en voz  alta,  la fluidez Lectora responde a tres elementos:

  1. Automaticidad en el reconocimiento de las palabras
  2. Expresividad
  3. Velocidad lectora

 La automaticidad: Hace que el alumno vea la palabra como un todo y la pronuncie en su totalidad, no lee silabeando o haciendo pausas entre una sílaba y otra como cuando aprendía a leer. No cambia una sílaba o letra por otra (no dice "maestra" donde dice "muestra"), es decir, no aumenta, ni disminuye, ni cambia la palabra original: lee la palabra tal como está escrita.

 Expresividad (Entonación y pausas adecuadas): No lee palabras en forma aisladas o una a una,  sino lee grupos sintácticos dotados de significados (en vez de leer: "Mi...  amigo...   vendrá...  mañana...", lee: "Mi amigo vendrá mañana"); es decir, entre un sintagma y otro hace las pausas que cree conveniente.  Durante su lectura responde a los signos de puntuación y realiza  tonos ascendentes ("¿?", "¡!", ","), descendentes (".", ";")  o los de suspensión  ("...", ":").

 Velocidad lectora: A esta se le define como la cantidad de palabras correctamente leídas durante un minuto. Si se dan las dos variables anteriores la velocidad lectora del alumno deberá ser la adecuada. Por esta razón cuando se quiere que el alumno desarrolle su velocidad lectora se deben trabajar la automaticidad y la expresividad a través de ejercicios exclusivamente diseñados para ello, sin embargo, el docente es el primer modelo de lector fluido, si él o ella no leen adecuadamente, no le verán ningún sentido a aquellos ejercicios. Por esta razón, el docente deberá desarrollar su fluidez y ello se consigue de dos maneras: primero, asumiendo  la importancia y conocimiento teórico de la Fluidez Lectora  y, en segundo lugar, a través de ejercicios prácticos y de lectura permanente.

 La Fluidez Lectora en la lectura oral es muy distinta (radicalmente)  al de la lectura silenciosa, sin embargo, su desarrollo se basa en la  fluidez de la lectura oral y en otros aspectos que veremos próximamente, así como  ejercicios propiamente dichos.

PD: Una buena edad para empezar a desarrollar la Fluidez Lectora  es a partir de los ocho años, cuando ya los alumnos  han aprendido a descodificar adecuadamente. En los grados anteriores se podría continuar con ejercicios que desarrollen la Conciencia Fonológica y alternarlos con lecturas de textos que tengan mucha lecturabilidad y legibilidad.

Gracia por leer

Manuel Urbina

prolector@hotmail.com

{
}
{
}

Deja tu comentario Fluidez lectora: el mejor indicador de la comprensión de textos

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.