Avisar de contenido inadecuado

Fluidez Lectora, ficha 1

{
}

 

De acuerdo al modelo de Chall (1996b) una vez que el lector inicial ha a prendido las correspondencias grafema-fonema, su interés se centra en la automatización de la habilidad de la descodificación. Se trata de consolidar este aprendizaje para permitir el paso de "aprender a leer a leer para aprender" (Challs, Jacobs y Baldwin, 1990). La fluidez se convierte así en un prerrequisito para el éxitos en el principal objetivo de la lectura: la construcción del significado (Allinton, 1993;  Samuels, 1998;  Schreiber, 1980).

Cuando un niño es incapaz de leer un pasaje adaptado a su edad con una descodificación precisa, sin esfuerzo, y una palabra tras otra con una expresividad adecuada, uno entiende por qué la fluidez lectora es esquiva y fascinante. Kameenui y Simmons (2001) esbozan una metáfora elocuente afirmando que para muchos maestros , investigadores y niños, la fluidez es el nudo gordiano de la habilidad lectora; su simplicidad y elegancia revelan su complejidad.

GONZÁLEZ TRUJILLO, M. Carmen. Comprensión lectora en niños: morfosintaxis y prosodia en acción.  Tesis doctoral Universidad de Granada, pág. 72,  2005.

PD. Puedes bajar la tesis completa en:

http://hera.ugr.es/tesisugr/15808932.pdf

 

{
}
{
}

Comentarios Fluidez Lectora, ficha 1

Meparece muy bien que existanpersonas que sepreocupen por el aprendizaje de los mas pequeños.
fernandoquimbiulco fernandoquimbiulco 16/11/2012 a las 16:21

Deja tu comentario Fluidez Lectora, ficha 1

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.