Avisar de contenido inadecuado

Deshidratación lectora

{
}

Leer es una necesidad  tan elemental como tomar agua,  sin embargo, en nuestra realidad son muy pocos los que pueden leer, es decir, hay una enorme deshidratación lectora que da como resultado tanta ignorancia, injusticia, corrupción, pobreza...

Antes un país era denominado "rico" en la medida de la cantidad de sus recursos naturales (oro, petróleo, cobre, sembríos, etc.), en cambio, ahora la riqueza de un país está en su gente, es decir, en el nivel académico, humano y espiritual que han alcanzado.

Solo así podemos entender como muchos países no favorecidos en recursos naturales,  hoy son prósperos y cuentan con una gran caja fiscal con la que pueden seguir inviertiendo en obras sociales para beneficio de su gente. En este país tan bello -Perú- y con tantos recursos naturales existe un índice tan alto de pobreza que resulta irónico frente a la gran cantidad de recursos que tenemos.

"El Perú es un país mendigo, sentado en un banco de oro", fueron las palabras del sabio Antonio Raimondy  con lo que se puede ilustrar el problema del país: el desequilibrio entre nuestros recursos  naturales y la calidad de vida. Es que tenemos una variedad  envidiable de recursos naturales, pero no tenemos la capacidad mental suficiente para explotarlos y darles un valor agregado.

Vendemos nuestros recursos como materia prima al precio del mercado y luego estos mismos ingresan a nuestro territorio pero transformados en una serie de productos de diversa índole, pero ya con un valor agregado que puede multiplicarse hasta en mil. En conclusión, es un mal negocio.

¿Cómo podemos revertir nuestra mala "suerte"?

Claro, no es cuestión de suerte, sino de tomar políticas adecuadas (aunque nuestros políticos están más concentrados en conseguir mayores beneficios personales antes de terminar sus períodos) que lleven a una reforma educativa total. Las universidades de educación no han podido formar docentes que basen su práctica profesional en la ciencia pedagógica, sino en la ciencia del Tribunal de la Santa Inquisición, y si creen que estoy desvariando solo bastaría ver el lugar que ocupa nuestro país en calidad educativa: últimos entre los últimos.

Una educación  que  le dé a la lectura el lugar más importante en el plan curricular pues de ella se va a depender durante  toda la vida estudiantil y posterior a ella. Desarrollar una competencia lectora integral beneficiaría a todos los estudiantes  sin excepción alguna. Leer bien es el único camino posible para acceder a los contenidos educativos.  Por ello es que hablo de una reforma  educativa que debe empezar por los centros de estudios superiores (que parecen inferiores por los resultados) y ello dependerá de la voluntad política para destinar los recursos económicos  en aras de un gran cambio. ¡No más analfabetos funcionales!

Culmino por ahora  con las palabras del escritor mexicano Carlos fuentes:

"Creo que la educación es la base de todo. Vivimos en un mundo en donde lo importante es la producción de la riqueza, la cual se basa en el empleo de técnicas. Estas tienen su fundamento en el conocimiento que se adquiere mediante la educación".

 

Gracias por leer

Manuel

{
}
{
}

Deja tu comentario Deshidratación lectora

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.