Avisar de contenido inadecuado

Conversación con un gran maestro: Roberto Lerner

{
}

MANUEL dice: Mi hija tiene 10 años y 2 meses. Desde pequeña quise que se inclinara por la lectura y dediqué tiempo, dinero y estudio para conseguir ese objetivo. Muchas veces quise tirar la toalla -porque no es nada fácil-, sin embargo, hoy, mi hija lee un libro "completo" diariamente, claro, por las tardes después de concluir sus tareas escolares (no como una obligación, sino como una bendición). Luego, toma su Pascualina y escribe allí los sentimientos provocados por la lectura y sus apreciaciones infantiles de la obra que le tocó leer. Mi niña presenta signos de ser inteligente (me refiero al desarrollo de funciones superiores, como concentración, análisis, reflexión, memoria...). No sé si habrá inteligencia verbal o intrapersonal o lógico-matemática..., pero sí sé que son parte de los beneficios que te da la lectura y que será el camino que la lleve al acceso de la información y conocimiento. Muchos padres "tiran la toalla" y hasta creo que intentamos justificar nuestra derrota arguyendo mil razones, pero creo que "formar hijos lectores", no es una elección, es un deber moral que hay que asumir.

ROBERTO  dice: Quiero felicitarlo sinceramente. Lo que usted ha logrado es muy importante y hermoso. Una niña lectora es una contribución a la cultura humana y debe sentirse muy orgulloso. Lo que quise hacer al referir mi experiencia es compartir la importancia de observar a nuestros hijos, aceptar sus estilos y usarlos para que ellos mismos encuentren su camino, en función de esos estilos y recogiendo nuestro ejemplo. Un saludo.

MANUEL  dice: Gracias por tus palabras, Roberto. Sólo quisiera acotar que gran parte de esta habilidad lectora se logró debido a que desarrollamos -mi esposa y yo- en mi hija una forma nueva de lectura, basada en la lectura veloz, es decir, la ampliación de su campo visual y la habilidad de hacer fijaciones visuales de grupos sintácticos a fin de de leer y procesar ideas o sintagmas, además de enseñarle estrategias metacognitivas. Actualmente, la mayoría de estudiantes lee palabra por palabra, dejando de lado el contexto semántico, con lo que la memoria de trabajo va perdiendo las primeras palabras. Por tanto, se les hace complicado relacionar palabras e ideas y deben releer constantemente los textos, cuando no los abandonan. Por otro lado mencionabas autores como Jack London, Emilio Salgari, Michael Emde, Alejandro Dumas,y otros excelentísmos maestros de la literatura infanto-juvenil, pero, justamente, el día de ayer quise que mi hija apreciase un solo capítulo de Los Miserables, (cuando Jean Valjean aparece en la cidudad de D... y busca un lugar para hospedarse y comer). Previamente le había contado más o menos de qué trataba la obra y, al poco rato, mi hija se levantó y me dijo: "Papá, este libro está horrible". Mi sorpresa fue grande, pero quise entender qué era lo que me estaba tratando de decir. Le pedí el libro y leí la parte que ella debía haber leído. Encontré una seguidilla de vocablos de uso anacrónico como: faltriquera, lacayo, marmitón, arrabal, leguas, cutí, rapé, ayuntamiento; gentilicios y nominativos como: Cannes, Gassendi, Poichevet, Drout, Grenoble, Labarre; usos lingüísticos de otros dialectos como: tenéis, daros, salid, vuestras órdenes, os llamáis. Además de una redacción de estilo largo y con oraciones subordinadas, entre otros aspectos que bien valdría la pena analizar. Debemos, pues, ser cuidadosos al seleccionar un texto para los alumnos. No se trata de leer las mejores obras del mundo, sino de encontrar el texto adecuado con los intereses y competencias lingüísticas de los potenciales lectores. Hay una literatura infantil; otra, juvenil; sin embargo, nadie se atreve a decir que hay una "literatura adulta", o sea, para adultos. En la mayoría de colegios el plan lector está formado por La Iliada, La divina comedia, El Quijote de La Mancha, Romeo y Julieta, La vida es sueño, etc. Con ello solo "espantamos" a los potenciales lectores hasta que internalizan que leer es lo peor que les puede pasar (salvo que sean versiones clásicas adaptadas para niños, como son los libros que edita Vicens Vives). Mi hija disfruta de las obras infanto-juveniles, es decir, con aquellas obras que fueron escritas pensando en los niños, en su competencia y gustos lectores. Le agradan las obras de Roald Dahl: Matilda, Charlie y la fábrica de chocolates, Las Brujas, Superzorro, Los cretinos, y otros (a mí también me gusta este autor, no encuentro uno de sus libros titulado El boticario que hablaba al revés). Por ello, defendamos la literatura infanto-juvenil que es, en realidad, el camino que los llevará hacia la literatura mayor o adulta que es tan variada y rica, además de crear las condiciones para acceder a otros tipos de textos de tipo más académicos. He aquí algunos autores para niños: Ana María Machado, Jordi Sierra, Jorge Eslava, Christine Nostlinger, Charles Perrault, Hans Christian Andersen, Ann Cameron, Alfredo Gómez, etc.
Bueno, Roberto, espero que esta reflexión nos pueda ayudar a todos y ha sido un verdadero gusto establecer esta comunicación contigo, pues he aprendido muchas cosas cuando veía tu programa en TV. Un fuerte abrazo.

ROBERTO  dice: Quiero agradecer que hayas recordado el programa, DA2, que teníamos con León Trahtemberg. Fue una experiencia de tres años muy bonita y enriquecedora. Tu comentario es un aporte importante a las maneras de promover la lectura en niños y adolescentes y, por ende, en toda la población. Soy de los que creen que ciudadanía y lectura van de la mano. Quienes visitan este Blog, encontrarán en tu aporte ideas e informaciones relevantes para ese propósito. Sin duda, cuando vinculé de manera tan fuerte mi paternidad al compartir la maravillosa vivencia lectora, el amor por las palabras y lo que transmiten, cometí muchos errores. El tipo de libro, la prescindencia de criterios evolutivos - no poca cosa en el caso de un psicólogo especializado en desarrollo cognoscitivo-, entre otros que tú señalas. Pero el mayor error, que es el que quise enfatizar, es haber puesto en el centro del escenario mi pasión, mi estilo, mis expectativas - todas cosas legítimas e importantes- en desmedro de algunas otras realidades que son, también, importantes, como los intereses de mi hijo, su estilo, su manera de vibrar. El lenguaje de los movimientos, la maravillosa manera de captar el espacio y el lugar de nuestro cuerpo en él, son también rasgos valiosos y respetables. Haberlo visto a tiempo, dejar de lado un exceso de querer, creo que me permitió una mejor relación con mi hijo, quien, a la postre, se convirtió en un lector bastante aprovechado. Muchas gracias por tu aporte y espero que sigamos intercambiando ideas y experiencias.

Nota:  El texto que dio inicio a esta conversación se encuentra en el blog  de Roberto Lerner http://espaciodecrianza.educared.pe/2010/03/mi_hijo_me_desilusiono.html  y  se titula "Mi hijo me desilucionó", un texto muy interesante que parte de la experiencia personal de ser

{
}
{
}

Comentarios Conversación con un gran maestro: Roberto Lerner

Hola que tal,soy luis angel de www.enlacespatrocinados.org
 me gustaria comprar enlaces en tu blog , te interesa?


Al registrarte  te ariamos la primera compra de enlaces .



Contacta con nosotros.


Tel: (+34)  963237791

Email : juan.enlaces@yahoo.es

Email : pnclevante.comercial@yahoo.es

Email : luisangelbaguenarodriguez@hotmail.com


Personas de contacto :  Juan Antonio y Luis Angel



Saludos cordiales.
luis luis 13/03/2010 a las 09:18
u.u bueno estos libros son buenos pero derrepente la jen es tan weona y maricona por ejemplo los papas de matilda del libro matilda por dios lo q  hace la estupides
javiera javiera 14/04/2010 a las 01:27
Estimado Roberto más que un comentario, quisiera saber como podemos coordinar para una conferencia en la ciudad de Trujillo, sobre Neurociencia y el aprendizaje en niños y niñas
.
Muchas gracias 
Zoila Rosa Zuñiga Ga Zoila Rosa Zuñiga Ga 15/09/2011 a las 07:38

Deja tu comentario Conversación con un gran maestro: Roberto Lerner

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.