Avisar de contenido inadecuado

Advierto que al alumno que no lea este libro lo desaprobaré así se saque veinte en la prueba final

{
}

Paulo César estaba sentado en una de las antiguas carpetas individuales  no  muy cerca al escritorio del profesor de Comunicación Integral. Había guardado todos sus cuadernos y libros en su pequeña mochila celeste y esperaba ansioso, más que otros días, el timbre de salida.

-Unos minutos más y salgo de vacaciones- pensaba Paulo César y en sus labios se dibujaba una breve sonrisa.

Efectivamente, faltaban unos cuantos minutos para que este jovenzuelo de once años pudiera salir de vacaciones, aunque fuese solo por dos semanas.

En ese momento, el profesor se puso de pie y levantando el tono de su voz chillona dijo:

-Antes de que se vayan de vacaciones, les voy a dejar como "única" tarea que me lean "El Quijote de La Mancha" de Miguel de Cervantes Saavedra, y el primer día que reiniciemos nuestras clases que debe ser el 16 de agosto los estaré evaluando a todos. Advierto que al alumno que no lea este libro lo desaprobaré así se saque veinte en la prueba final. Así que ya saben... lean El Quijote, y que tengan unas buenas vacaciones...

En ese momento tocó el timbre de salida y los chicos ya no mostraban el mismo entusiasmo por salir. Esta última tarea les había caído como un baldazo de agua fría. Paulo César se marchó a su casa algo preocupado.

Esa tarde estrenó sus vacaciones jugando fulbito con los amigos del barrio y por la noche vio "Sherk 1, 2 y 3".

Al día siguiente se levantó como a las nueve, desayunó y después se dirigió al estudio de su padre en donde buscó y encontró rápidamente El Quijote, aunque vio que el verdadero título era El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha. Lo tomó entre sus manos y vio, con cierto espanto, que tenía más de mil páginas, no había ilustraciones y las letras eran muy pequeñas.

Paulo César recordó con miedo las palabras de su profesor: "al alumno que no lea este libro lo desaprobaré así se saque veinte en la prueba final", así que, con mucha resignación se sentó en el escritorio de su papá y empezó a leer aquel extraño libro.

Había leído durante diez minutos y no había entendido nada; muchas palabras y expresiones le eran totalmente extrañas. Sentía que ese castellano no era de su época y ello le generó un profundo rechazo. Qué gran diferencia encontraba con los libros que había leído durante la primaria: El lugar más bello del mundo, Superzorro, Los cretinos, El papá mago, Melisenda, Agu Trot,  y otros más que no recordaba.

Abandonó el libro con la intención de leerlo al día siguiente. Pero al otro día cuando fue al estudio de su padre y vio el voluminoso libro, se dijo:
- Mejor mañana lo leo.

Y así fueron pasando los días hasta que se acabaron las vacaciones y el pequeño Paulo César no había leído ni una sola página de El Quijote de La Mancha.

Desesperado llamó por teléfono a uno de sus amigos y éste le recomendó buscar el  resumen de la obra en Internet y listo. El niño pidió permiso  a su mamá y se fue a una cabina para realizar el trabajo.

El día lunes, antes del primer  recreo el profesor se puso de pie y dijo:
- Saquen una hoja rayada o cuadriculada tamaño A-4, pongan su nombre completo, año y sección, y luego escriban todo lo que recuerden de la obra que han leído durante estas vacaciones. Escriban con letras grandes y claras porque yo no soy mago para adivinar lo que escriben. Ah... mientras más escriban, más notas tendrán.

Paulo César y los demás niños se pusieron a escribir el resumen de la obra El Quijote. Dos días después, el profesor entregó las "evaluaciones" y Paulo César tenía dieciocho y al pie de esta nota decía: "Felicitaciones, eres un buen lector".

FIN

Manuel Urbina

{
}
{
}

Comentarios Advierto que al alumno que no lea este libro lo desaprobaré así se saque veinte en la prueba final

Encuentro interesantes estas historias, aunque soy un tanto mayor, gusto de leer este tipo de lecturas, pues son instructivas y aprendemos mucho de ellas, tanto en el aspecto valorativo como instruccional.   Vale.
Juana Juana 29/07/2010 a las 04:27

Deja tu comentario Advierto que al alumno que no lea este libro lo desaprobaré así se saque veinte en la prueba final

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.